Menu

alexanderanderson

alexanderanderson

Primera Impresion: Amagi Brilliant Park

 

            Amagi Brilliant Park es una serie con un gran potencial ya que no solo tuvo un buen comienzo, sino también es la adaptación de uno de los trabajos de Shoji Gatou, el creador de Full Metal Panic. Amagi Brilliant Park parece ser una serie balanceada, teniendo un poco de todo: drama, romance y comedia. Esto no es muy sorprendente ya que Full Metal Panic es de la misma naturaleza, la diferencia aquí parece ser que el énfasis va ser más dirigido al humor que al drama.

            Amagi Brilliant Park sigue a Seiya Kanie, un estudiante de preparatoria dotado de apariencia, inteligencia y vanidad, y forzado por Isuzu Sento a volverse en el gerente del parque de diversiones Amagi con la esperanza de obtener más clientela para evitar su clausura. La urgencia de evitar la clausura es aún más grande cuando Seiya se da cuenta que Amagi es el sustento de las hadas manejando el parque.

            El primer episodio de Amagi Brilliant Park introduce la sinopsis mencionada anteriormente. La simple y directa naturaleza del argumento le da espacio a la serie para poder enfocarse en el ámbito de la comedia. Esto no quiere decir que no hay trama en absoluto, también se introduce que no es un simple juego la clausura de Amagi sino algo que cambiaría las vidas de sus trabajadores radicalmente. Sin embargo la comedia es prevalente en varios momentos cómicos y ridículos a través de este episodio. Uno de ellos presentándose en los primeros dos minutos del episodio cuando Isuzu fuerza a Seiya a salir con ella al parque al apuntarlo con un rifle. Otro siendo cuando Seiya tiene una pelea de puños con Mofle, la mascota de Amagi. Esto es lo que hizo que permaneciera mi interés en la serie, ya que se me hizo gracioso. Empero el argumento aún fue un elemento importante ya que me dejó la curiosidad de saber qué planes tendrá Seiya para hacer Amagi popular una vez más.

            Con los personajes Amagi Brilliant Park hace un buen trabajo. Seiya Kanie es el protagonista capaz y estoico que a la vez sirve como contraste con el resto de las hadas en Amagi; estas tienden a ser peculiares y algo caprichosas. Esto se nota desde un principio cuando interactúa con Isuzu Sento, una mujer seria o inexpresiva la mayoría del tiempo que dice y hace cosas que el sentido común dictaría como insólitas. Como mencioné anteriormente, el hecho de que amenaza públicamente a Seiya con un rifle es cómico y ridículo; enfatizando lo normal que es Seiya y lo anormal que es Isuzu y a la vez los trabajadores de Amagi. Los personajes no parecen caer en ningún estereotipo, o mínimo al grado de ser criticado por ello, ya que el episodio no sufrió en su calidad por esto.

            La animación, como es de esperar del estudio Kyoto Animation, es de muy buena calidad. Tiene el estilo característico del estudio, con algunos cambios sutiles en el diseño de sus personajes, y la fluidez y detalle por la cual se reconoce Kyoto Animation. Amagi Brilliant Park tiene colores muy brillantes, similar a Tamako Market, seguramente porque Amagi Brilliant Park toma lugar en un parque de diversiones, el cual tiene que siempre estar animado y alegre. No hay mucho que decir sobre la animación ya que Kyoto Animation siempre demuestra una calidad reconocible en cualquiera de sus series y siempre se mantiene arriba del estándar actual de animación.

 

            Amagi Brilliant Park es una serie que parece ser directa en su argumento y propósito: proveer comedia. Amagi Brilliant Park tiene potencial de volverse en un drama fácilmente, pero por el momento no muestra señal alguna de convertirse en algo sumamente serio. La comedia y el argumento parecen estar buenos, no es algo inédito pero tampoco habitual. En otras palabras, Amagi Brilliant Park es una serie que será entretenido seguir esta temporada de emisión como un descanso de otras series más pesadas.

 

 

Primera impresión: Grisaia no Kajitsu

 

            En la industria del anime es muy común la adaptación de obras de otros medios, en especial cuando se trata de novelas ligeras o novelas visuales. Grisaia no Kajitsu es lo segundo. Grisaia no Kajitsu tiene aptitud para ser una serie con una historia refrescantemente oscura y más realista que las que son creadas habitualmente en la industria. Este primer episodio sirve como una buena introducción hacia el mundo torcido de cada uno de los personajes. Sin embargo, un punto de preocupación es el volumen del trabajo original, ya que cubre cinco historias muy extensas, dejando a Grisaia no Kajitsu en una situación precaria.

            Grisaia no Kajitsu sigue a Yuuji Kazami, un adolescente peculiar que se transfiere a la ominosa Academia Mihami. En esta solo se encuentran cinco estudiantes aparte de Yuuji, las cuales tienen sus propias razones para estar en la ostentosa pero aislada Academia Mihami. Con la llegada de Yuuji el resto de los habitantes de la academia empiezan a perder la regularidad de su vida diaria y lentamente empiezan a enfrentar, o en casos huir, de los demonios del pasado y presente que las acechan. Esto cambia drásticamente las maneras en las que Yuuji y sus compañeras entienden la noción de vivir.

            En su mayoría, el primer episodio de Grisaia no Kajitsu no entrega nada espectacular o siquiera diferente; incluso se puede decir que solo proporciona estereotipos de la industria. Entre ellos el típico traslado de escuela del protagonista, típico protagonista “rudo” y “misterioso”, típico personaje tsundere, típico personaje dojikko, entre otros elementos típicos. La trama parece bastante genérica: un drama entre el protagonista y varias heroínas. Hasta la serie aplica el estereotipo harem de que el protagonista vive solo en el mismo edificio que el resto de las heroínas.  Empero, al llegar al final del episodio, a los últimos dos minutos, se demuestra que Grisaia no Kajitsu no es un drama común. Da solo pequeñas pistas de los problemas emocionales que cada uno de los personajes tiene y el grado al que los afecta a cada uno. Esos dos últimos minutos muestran la verdadera naturaleza de Grisaia no Kajitsu y el tono que tomará cuando se adentre al centro de su argumento. Esto no significa que el resto del episodio es pésimo —es disfrutable y cómico— pero el humor y las interacciones entre los personajes son habituales en los dramas escolares. El único posible problema con esta adaptación es que el trabajo original es extenso, detallado y contiene varias rutas. Esta temporada solo tiene planeados trece episodios; cada historia merece un mínimo de alrededor cinco episodios para ser narradas concisamente. Ahora, Clannad se enfrentó al mismo inconveniente pero logró hacerlo funcionar sin sacrificar la ruta principal y sin ignorar a las rutas alternas. No obstante, se han visto varios antecedentes de adaptaciones con problemas similares, los cuales fallan en hacerle justicia al argumento original; algunos ejemplos siendo Tsukihime, la película de Fate/Stay Night Unlimited Blade Works y Chaos;Head.

            En el departamento de personajes, como mencioné anteriormente, aparenta mostrar una variedad de estereotipos. No obstante, eso sirve como contraste cuando se revelan indicios de los problemas que retraen a los personajes del mundo exterior. Esto se volvió en un cambio grato ya que los personajes, aunque no siendo terribles ni necesariamente criticables, eran completamente unidimensionales y creaban una falta de interés en Grisaia no Kajitsu en general.

            La animación tiene un estilo bastante familiar sin aportar nada realmente único. El diseño de los personajes es, en pocas situaciones ocasiones, similar a los de los personajes de Bakemonogatari, en especial cuando se trata de Yumiko Sakaki. Esto mencionado solo es una nota curiosa, nada que elogie o reproche la calidad de animación. El estudio 8-Bit proporciona animación decente, pero solo cumple con lo que es el estándar de animación actual.

            Grisaia no Kajitsu es una serie con bastante potencial ya que su trabajo original es de buena calidad. Sin embargo, el hecho que sea una adaptación de una novela visual con varias ramificaciones en cuanto al argumento incrementa la posibilidad de errar en darle justicia. No obstante, dudo que la condensación de estas historias degraden la adaptación de tal manera que hagan Grisaia no Kajitsu algo que no se pueda disfrutar.

                                                                                                                         

 

 

 

Primera Impresion: Ore, Twin tails ni Narimasu


 

 

          Ore, Twin tails ni Narimasu se puede describir con dos palabras: completamente absurdo. Ore, Twin tails ni Narimasu proporciona un argumento que al escucharlo, uno mira a la persona que la explica con una cara diciendo: <<No, ya en serio, ¿de qué se trata?>> o <<¿Gente en serio pensó que esto sería bueno?>>. La industria del anime ha tenido muchas obras en las cuales el argumento o sus personajes son bastante absurdos o tienen un sentido de lógica incomprensible. Sin embargo, dichos personajes o maneras de pensar tienden a tener un propósito, mayormente introducir humor. Algunos ejemplos siendo Nichijou, Sayonara, Zetsubou Sensei, y Plastic Nee-san. Ore Twin tails ni Narimasu parece ser un atentado de estos casos. Pero, solamente eso, un atentado. Ore, Twin tails ni Narimasu falla en cumplir su propósito ya que lo único que proporciona este episodio son insinuaciones sexuales, fetichismos y un argumento ridículo para casi cualquier audiencia.

            En Ore, Twin tails ni Narimasu la audiencia sigue a Souji Mitsuka, un preparatoriano que tiene una obsesión con las mujeres con coletas y conoce a una científica llamada Thouars que le proporciona a Souji con un brazalete. Este brazalete lo transforma en una chica con coletas y una armadura que puede derrotar a invasores que tratan de eliminar a las coletas del mundo con su tecnología.

             Dejando a un lado el hecho que cambia de genero Souji Mitsuka, tal vez el lector está pensando <<Probablemente la premisa es tan descabellada porque la audiencia es para niños>>. Eso justificaría una gran parte de la ridiculez que muestra el primer episodio si no fuera por el servicio e insinuación sexual que hacen los personajes en Ore, Twin tails ni Narimasu. Empezando por el protagonista, su obsesión con coletas es de una naturaleza pseudo-fetichista. Al igual que el primer villano, una lagartija humanoide que tiene una obsesión con lolis inocentes; incluso gime y babea en ocasiones con sus fantasías. Como dije, este nivel de absurdidad no tiene nada de malo si fuera con el propósito de comedia. No obstante, Ore, Twin tails ni Narimasu falla en este ámbito. La serie solo hace chistes pervertidos y bastante simples. Seré franco: quisiera poder recuperar el tiempo desperdiciado al ver el episodio, ya que no era mediocre sino simplemente de mal gusto.  Antes de empezar el episodio no esperaba mucho ya que Ore, Twin tails ni Narimasu tiene la apariencia de ser una serie de fantasía habitual que se encuentra en casi cada temporada de emisión. Mas el primer episodio no pudo siquiera mantener estas expectativas de mediocridad.

            En lo que concierne los personajes  de Ore, Twin tails ni Narimasu, no hay mucho que decir más que son reconocibles. Se hayan al protagonista torpe que adquiere poderes debido a que es “compatible” o el “elegido”, la amiga de infancia con interés romántico hacia el protagonista, la ídolo escolar con la cual el protagonista tiene aspiraciones románticas, o en este caso fetichistas, y al personaje completamente pervertido que provee humor y servicio a la serie. En otras palabras, el lector no debería esperar un personaje que se salga de las tendencias shounen.

            La animación de Ore, Twin tails ni Narimasu se mantiene al par del estándar actual. Tiene un estilo bastante común en el género de fantasía. Tiene un parecido al de Date a Live, lo cual no creo que sea coincidencia ya que Production IMS también se encargó de la segunda temporada de Date a Live. Fuera de esto, no hay mucho que decir sobre la animación, lo cual no ayuda en querer continuar la serie ya que ni siquiera los segmentos de acción serán notables por esto.

            Ore, Twin tails ni Narimasu es una serie que camina por una cuerda demasiado floja. Su absurda premisa, personajes olvidables y falta de animación sobresaliente me hacen querer pasar a la siguiente opción disponible casi de inmediato. No tengo muchas esperanzas que Ore, Twin tails ni Narimasu mejore para volverse en algo decente ya que esto significaría un cambio radical a la ejecución mostrada en el primer episodio.

 

 

Primera Impresión: Kotoura-San

Kotoura-san       Uno de los géneros mas explotados en la industria del anime es la comedia romántica ya que aportan humor pero a la vez una historia con drama al costado. La serie Kotoura-San tiene el potencial de ser un aporte único al género por la excelente ejecución en mostrar el pasado deprimente de la protagonista causado por sus poderes y así crear una historia dramática que rara vez se puede presenciar en la industria. Desafortunadamente dudo que esto sea el caso ya que, sin sorpresa alguna, la historia parece ser una excusa solo para proporcionar situaciones humorosas únicas a las circunstancias de la protagonista.

       Kotoura-San sigue, pues, a Kotoura Haruka, una preparatoriana de quince años con el poder de leer los pensamientos de los demás. Ya que este poder se presentó desde pequeña y no puede controlarlo, el poder le ha causado una vida llena de miseria, tristeza y traiciones de tal manera que ella se aisló de los demás para evitar ser lastimada y lastimar otros. Sin embargo, una vez que se transfiere a otra preparatoria conoce a Manabe Yoshihisa, un compañero que parece vivir la vida de una manera muy calmada y sin complicaciones, y está decidido en ser amigo de Kotoura incluso sabiendo que ella podrá leer sus pensamientos pervertidos.

       Kotoura-San tiene una introducción excelente sobre el pasado de la protagonista Kotoura. Los primeros diez minutos del episodio narran una historia que empieza bastante alegre, pero gradualmente empieza a oscurecerse de una manera tan radical y triste que simpaticé con Kotoura casi inmediatamente. Esos diez minutos fueron tan bien ejecutados que yo esperaba una historia seria y dramática, pero el minuto once marca la verdadera naturaleza de la serie: una comedia romántica. En sí no está mal. Las bufonadas y chistes están bastante bien, pero esos diez minutos me hizo esperar algo completamente diferente a lo que en realidad pretendían mostrar. Esto no quiere decir que no tendrá sus momentos de drama y seriedad ya que no hay muchas cosas clarificadas sobre lo que sucedió después de su separación con sus padres. Empero personalmente hubiera preferido que se hubieran ido por una dirección más seria debido a la introducción.

       Los únicos personajes de valor introducidos son los dos protagonistas Kotoura y Manabe, quienes no parecen estar nada mal y son muy simpáticos. Mas debido que casi todo el episodio es el pasado de Kotoura no hay mucho tiempo como para apreciar muy bien los personajes y sus cualidades fuera de sus personalidades a un punto superficial, excepto Kotoura.

       La animación de Kotoura-San tiene un estilo que podría considerar más adorable o, de una manera, más chibi que el estilo generalmente usado en anime. Los colores que usan también son muy brillosos y coloridos, y no dejan de gritarle a uno «¡Feliz, feliz, feliz!», lo cual es algo irónico después de los colores fúnebres y tono trágico de la primera mitad del episodio.

Kotoura-San es una serie intrigante por el pasado de Kotoura y la ejecución en mostrar el sufrimiento por el que pasó, pero lo que realmente me interesa es saber el camino que la serie tomará con lo mostrado. ¿Se irá por el camino de la comedia con algo de drama? ¿O tal vez drama con un toque de comedia? Lo más probable es que sea lo primero, pero aún siendo ese el caso la serie será probablemente disfrutable si mantienen la ejecución del primer episodio.

Suscribirse a este canal RSS